638311930 contacto@natson.es

21.00h del sábado, papá y mamá han cenado arroz con salmón en la habitación del hotel y se disponen a dormir, pero Balú tiene los ojos como platos, se nos ha colado un mosquito y entra mucho ruido de la calle (típico de la noche precompetición).

Pese a todo, a las 5.45am estamos en pie desayunando y con muchas ganas. A los innumerables preparativos que anteceden a un triatlón, ahora hay que sumarle los de papás. En cuanto me despierto, me saco leche para Balú (ya que no aguanta más de 4h sin comer) y trato de darle de mamar lo más tarde posible, antes de entrar en el box, para que se quede tranquilo y yo no tenga una 100 de pecho (que los kg pesan….jajaj).

La salida en formato rolling start y las medidas de prevención anti covid, reducen mucho los nervios pre salida. Ver a Emi tirarse al agua en pleno amanecer con el mar plato, me da fuerzas y me hace recordar la razón por la que estoy aquí, para disfrutar y dar lo mejor de mí.

En el km 5 de ciclismo me pasa Tosca Ranna (1º posición) como un avión (Sé que Tosca está muy fuerte en bici y sabía que me adelantaría en algún momento, pero !!Qué rápido ha llegado!!), trato de mantener los 12m de distancia con ella,
pero aguanto 30min (voy pasada de watios y queda mucha carrera por delante) y decido hacer mi carrera. Disfruto muchísimo, en un circuito rápido pero sube y baja que te mantiene siempre atenta. Los watios salen solos y mantengo velocidad en las 3 vueltas (se que me estoy pasando, ¿Lo pagaré en la carrera a pie?), llevo a Tosca cerca (nos cantan 1º y 2º posición femenina) y me encuentro fuerte (habrá que arriesgar).

Muy pendiente de cumplir con el timing nutricional, me bajo en T2 (y ojo, me pongo calcetines por 1º vez en mi vida) a 1min de Tosca y con Cristina de la Torre a 1min por detrás (pisándome los talones en la transi, de la que sale antes que yo y ni la veo).

Comienza mi parcial favorito (o eso pensaba yo). Decido ponerme el freno en 4.20min/km (ritmo fácil de llevar las 2 primeras vueltas de 7km) con el objetivo de hacer sub 4.30min/km de ritmo medio total (ja!). Llevo a la 1º y 2º a menos de 2min. Paso a la 2º , pero en el km 9 me toca parada obligatoria e irremediable al baño (1min perdido, se complica mucho alcanzar a la 1º). Se acabaron los geles, ahora sé que voy a petar (no se cuándo, pero la explosión va a llegar).

Deseando que llegue el “energy corner” donde la carita de Balú, la mirada de Emi, las palabras de mi madre y mi hermana, los ánimos de mis suegros y amigos y los gritos del equipazo del Club de triatlón Avant Moncada, me llenan de energía.

Trato de mantener el ritmo, pero, en el km 16 todo cambia de color. La cadera empieza a molestar (aunque no me impidió correr en ningún momento), cierro los ojos, me concentro únicamente en seguir poniendo un pie delante del otro (por que no se cuanto tiempo más podré realizar ese simple movimiento), me retuerzo intentando mantener la posición (no se si llego).

Cuando más lo necesitaba, oigo la voz de la experiencia, es Guru, “Disfruta de ese sufrimiento” (buena frase para un buen momento) y la de Usoa (animando a muerte). Pero hay una voz, acompañándome en esos últimos 4km infernales que me da una energía especial para seguir, papá.

Voy haciendo la cuenta atrás, celebrando en mi cabeza cada paso que supero, no oigo ni veo nada, solo quiero ver la meta y no la encuentro. A falta de 2km me pasa como un misil Rocío Rodríguez (!!vaya forma de correr!!). Mi lucha ya no es por la posición, sino por la meta. Por fín, a 200m (que me parecieron km) ahí está. Lo he conseguido, no puedo dejar de llorar. En mi vida había deseado tanto llegar, vaya palizón, duele todo, pero qué felicidad.

Tras un buen rato tumbada en el suelo, soy consciente, he terminado mi primer medio Ironman y qué emoción, junto a minpi, nuestro bebé, mi familia…no puedo ser más feliz.

Al final 5:05h de prueba (4.45h de disfrute y 20min de sufrimiento). La ecuación sale positiva, así que repetiremos seguro. La próxima vez, con mejor entrenamiento, más conocimiento y experiencia, mayor trabajo nutricional y con cabra, pero con las mismas ganas.

Hoy, he descubierto un nuevo deporte, completamente diferente a lo que había competido anteriormente. Hay muchisimo que seguir aprendiendo y eso me encanta e ilusiona.

Enhorabuena a todos los participantes y a mis compañeros de podium (Cristina de la Torre y Emilio Aguayo 1º, Rocío Rodriguez y Guillem Rojas 2º,y, Robert Budai 3º) por sus carrerones. Y una enhorabuena especial para mi compi de debut, Joan Colino, que demostró tener un nivelazo y una gran trayectoria por delante. Gracias minpi por enseñarme tanto y ser mi apoyo incondicional, gracias a mis padres y a mi hermana por estar siempre a mi lado y a todas las personas que os dejasteis la voz animando, suma de verdad.

Call Now Button
WhatsApp Conecta conmigo por WhatsApp